Hablar de Lupita Ferrer es hablar de un ícono de la actuación. Una actriz con una larga y exitosa trayectoria en esta profesión que no sólo le apasiona sino a la que ha dedicado su vida entera.

Una famosa que, aún consciente de los éxitos que han rodeado en su carrera, es amable, humilde, dispuesta a dedicar el tiempo necesario para charlar y que su público la conozca, no sólo en el terreno profesional sino en el personal, compartiendo sus emociones.

Ahora, radicando desde México, país que desde siempre la ha recibido con los brazos abiertos, Lupita se prepara para volver a las telenovelas en "Rosa Diamante" con un personaje fuerte, una villana arrogante y soberbia de nombre 'Rosaura Sotomayor'. Proyecto al que no pudo decir que no, aún antes de conocerlo, cuando recibió la propuesta de parte de Telemundo...

"Dije que sí espontáneamente. Pero luego que leí, empecé a leer, yo no sabía ni siquiera de qué se trataba. Luego empiezo a leer el proyecto y me doy cuenta, Dios mío si esto me recuerda, tiene aires de las grandes novelas mías del pasado, de un poco de 'Esmeralda', un poco de 'Cristal', hecha por un gran escritor argentino que se llama Enrique Torres y es un maravilloso personaje; estoy contenta de estar acá", nos cuenta en exclusiva a HuffPost Voces.

Pero Lupita nos dice que más que mala, Rosaura Sotomayor "es un personaje de estos endurecidos por la vida, amargada, una mujer millonaria y tú sabes que en ese círculo social se maneja esa dureza de los empresarios, una mujer que la mueve más que nada el dinero y el poder, como a todos los personajes. Esta no es una novela de ricos y pobres, no. No es la novela clásica de la muchacha pobre que se enamora del hombre rico, no. Somos todos millonarios, incluyendo la protagonista. Entonces aquí se maneja una lucha de poder, de dinero, todos quieren adueñarse de las empresas, es una lucha reñida pero muy contemporánea, es muy moderna. Porque en el mundo de hoy parece como si el amor quedara en segundo plano, parece como que si fuera el dinero lo que moviera a la gente."

Una mujer que a lo largo de la historia veremos llena de matices, ya que "tiene un lado muy frágil de su personalidad que le causa enorme dolor. No es la clásica villana, que es villana porque sí. Es bonito el personaje porque tiene cambios, tiene matices y la actuación en sí, tiene grandes monólogos, diálogos importantes, yo no conocía a este escritor pero sin duda alguna es muy bueno", nos cuenta.

Sin embargo, en medio de toda esta emoción que siente por este personaje y por la oportunidad de volver a trabajar con Argos y en específico al lado de Epigmenio Ibarra, a quien recuerda con gran cariño por la telenovela "Nada Personal", Lupita Ferrer acepta que "me he concentrado quizá hasta demasiado en mi vida profesional y no ha sido en un afán de dinero o de protagonismo, ni nada, es como una necesidad que yo tengo por dentro de actuar, de expresar lo que siento, yo soy artista de corazón, me gusta".

Y es que aunque actualmente se encuentra en una relación, Lupita hizo sus maletas y le dijo que sí al trabajo, pues considera de no haberlo hecho "lo hubiera lamentado toda la vida"...

"Creo que es una oportunidad de nuevo, de hacer un protagónico importante en la televisión que tú sabes que para las mujeres maduras no hay tantas oportunidades, generalmente las mujeres maduras no somos en la televisión las figuras principales, salvo en los Estados Unidos que sí lo he visto, hasta eso es una cosa innovadora acá. Porque acá los personajes de gente madura y sobre todo el mío es protagónico".

Lo que no quiere decir que esa mujer segura de sus decisiones, amante del arte, de la música, de la lectura, de la naturaleza, no llegue a reflexionar de repente en los aspectos que ha descuidado por esa pasión a su carrera, como por ejemplo una vida estable y en familia, y que acepta de poder hacerlo lo cambiaría...

"Claro que lo haría. Ese aspecto de mi vida personal que no he logrado tener un matrimonio estable, tener hijos, aunque claro ya tener hijos es imposible para mí pero no sé, quizá la adopción es una vía, no sé. Pero por lo menos en ese aspecto de mi vida personal me gustaría encontrar una estabilidad".

Para finalmente, de manera franca y honesta confesarnos que si de algo se arrepiente es de no haber sido mamá...

"Me hace falta como a todas las mujeres pero, por otro lado, yo vengo de aquella generación donde nos enseñaron que los hijos tenían que ser fruto de un matrimonio, yo no podía concebir tener un hijo de madre soltera, yo no podía concebirlo y hoy en día yo veo muchas mujeres que tienen hijos así. Quizá si yo estuviera joven en este momento haría lo mismo, no sé. Pero a mí en ese momento, me entorpeció un poco la vida. No lo quería y cuando estuve casada no tuve los hijos", nos dijo.

MÁS DE LUPITA FERRER EN FOTOS:

Loading Slideshow...
  • Lupita interpretará a Rosaura Sotomayor, una mujer ambiciosa, soberbia y resentida que manipula a los demás para lograr sus objetivos.

  • Lupita Ferrer está de vuelta en territorio mexicano de la mano de Telemundo.

  • Lupita Ferrer dará vida a la esposa de Eduardo Sotomayor, personaje interpretado por Patricio Castillo, dueño de Venus, la empresa más grande de cosméticos del país.

  • Lupita nos reveló que su personaje "tiene un lado muy frágil de su personalidad que le causa enorme dolor. No es la clásica villana, que es villana porque sí".

  • En la historia de 'Rosa Diamante' "se maneja una lucha de poder, de dinero, todos quieren adueñarse de las empresas, es una lucha reñida pero muy contemporánea, es muy moderna", nos cuenta Lupita.

  • Lupita asegura que está historia la conquistó pues "tiene aires de las grandes novelas mías del pasado".