Para muchos padres la niñera representa un importante rol tanto en el cuidado de sus niños como en el de su bolsillo. Sobre todo, para aquellas personas que no cuentan con un sistema de ayuda directa de parte de sus propios familiares o amigos cercanos cuando se trata de la crianza de sus hijos.

En ciertos casos, encontrar a la persona correcta para este trabajo se convierte en una inversión tan grande como escoger la escuela a donde asistirán los niños, ya que será quien tendrá mayor acceso directo a ellos, por más tiempo sin supervisión de ningún otro adulto. Y aun cuando sabemos que merecen un pago justo por lo crucial de su tarea, en ocasiones no sabemos cuál es la tarifa correcta a la hora de recomenzarlas.

Para ayudar a los padres en los Estados Unidos a crear estándares razonables de tarifas para niñeras alrededor del país, el servicio de niñeras en línea, UrbanSitter, hizo una tabla ilustrativa con las tasas de pago por hora, basadas en transacciones recientes hechas a través de su sitio web.

En general, las niñeras en nueve de las ciudades reportadas, ganaron más del mínimo federal de $7.25 por cuidar de un solo niño, llegando a generar un promedio de $12.75. Niñeras cuidando de más de tres niños a la vez, reportaron incluso un pago de $20 por hora. La ciudad que menos pagaba a estas empleadas domésticas resultó ser St. Louis, mientras que Manhattan y San Francisco entraron entre las mejores pagas.

A parte de este servicio, existen además sitios web como SitterCity y Care que ofrecen opciones de niñeras a precios razonables que fluctúan entre los $12 y $15 por hora.

Ve la gráfica preparada por UrbanSitter y conoce más sobre las tarifas de pago a niñeras:

urbansitter infographic

VIDEOS RELACIONADOS:


GALERÍA RELACIONADA: Busca que tus hijos sean saludables enseñándole cinco hábitos. Mira la galería:
Loading Slideshow...
  • Hábito saludable # 1: Lávate bien las manos

    <strong>Por Yined Ramirez-Hendrix</strong><br> El lavarse las manos es uno de los hábitos más importantes que los chicos deben aprender y la razón es simple: puede reducir los resfriados, la gripa y otras infecciones por un 50%. Eso son muchos malestares que pueden evitar al lavarse las manos con frecuencia especialmente antes de comer, al dirigirse al patio de recreo, al regresar de la calle y después de estornudar, toser, tocar un animal y utilizar el inodoro.

  • Hábito saludable # 2: Estornuda en tu codo

    Si tu hijo no tiene un pañuelo disponible, enséñale a estornudar en su codo, en lugar de sus manos o al aire. De esta manera, los gérmenes no terminan en el aire o sus dedos, ya que el 80% de los gérmenes se transfieren por el tacto. Esto aplica a la tos también.

  • Hábito saludable # 3: Descarta el pañuelo

    Cuando tu hijo haya aprendido a soplarse la nariz, créale el hábito de desechar los pañuelos tisú, en lugar de dejarlos por ahí cargados de bacterias. Los virus y bacterias pueden vivir hasta por dos horas fuera del cuerpo, el desechar los pañuelos es parte de este buen hábito. Lo mejor es que los echen por el inodoro.

  • Hábito saludable # 4: No compartas

    Tu hijo tendrá que aprender que ciertos artículos no se comparten, como peinillas, cepillos y sombreros, que pueden albergar piojos; también cepillos dentales, tenedores, tomar de un sorbete, pitos, y otros objetos que se llevan a la boca, estos guardan gérmenes y pueden ser vías de contagio.

  • Hábito saludable # 5: Hala la cadena y corre

    Algunos niños piensan que es fascinante ver cómo el inodoro baja, pero con cada bajada gotitas de agua con partículas -de lo que sea, orín, caca o vómito- pueden salpicar sobre tu hijo o en otras superficies. Ensénale a tu hijo a bajar la tapa del inodoro antes de bajar la cadena.