Esto puede sonar demasiado bueno para ser verdad, pero investigadores del Centro Médico E. Wolfson en Israel han encontrado que el comenzar el día con una prueba de postre o algo dulce puede ayudar a perder peso. Los participantes del estudio fueron personas clínicamente obesas que por 32 semanas añadieron algo rico – como una galleta, un trozo de pastel, chocolate y hasta helado – a un desayuno bien balanceado de 600 calorías. Estos perdieron 77% más peso en general que aquellos que se cohibieron de consumir azúcar e ingirieron un desayuno de unas 300 calorías de carbohidratos bajos.

Por supuesto, esto tiene una razón de ser. "El metabolismo está en su momento pico en la mañana", explica la líder del estudio, la doctora Daniela Jakubowicz. "Si consumes comidas indulgentes temprano – junto a una porción de proteína – tienes más tiempo para quemar esas calorías extra". Además, el consumir algo dulce temprano en el día podría ayudarte a no sucumbir a los antojos más adelante en el día.

Angela Ginn, dietista de la Academia de Nutrición y Dieta está de acuerdo con esta premisa. "La mañana es un gran momento para comer algo dulce. De esta manera se satisface un antojo azucarado y el metabolismo se activa", opinó.

"El cuerpo es como un auto – necesita combustible para correr. El privarse de comida no ayuda a bajar el peso. La gran lucha con muchos planes dietéticos es el sentido de privación".

Ginn insiste que el consumir dulces en la mañana no provocará una alta y baja. Pero ella enfatiza que al consumir algo dulce también hay que añadir una proteína saludable.

Estas son algunas opciones para obtener ese ansiado dulce con una dosis de proteína:

• Tostada integral con una cucharada de Nutella
• Avena con chispas de chocolate oscuro, cerezas secas y almendras
• Un smoothie con leche baja en grasa, banana, mantequilla de maní y sirope de chocolate
• Medio bagel de chispas de chocolate con fruta fresca
• Panqueques de trigo sarraceno con chispas de chocolate con fresas
• Tostadas francesas espolvoreadas con cacao y arándanos
• Pan de calabazas recién horneado con pedazos de chocolate

VIDEO RELACIONADO:

TEMA RELACIONADO:

Loading Slideshow...
  • Kiwi

    <font size="-2">Por Yined Ramírez-Hendrix</font><br /><strong>Poderes adelgazantes.</strong> Un kiwi grande contiene 84 miligramos de vitamina C, más que la cuota diaria recomendada. La vitamina C ayuda a formar carnitina, un compuesto que transporta grasa en la mitocondria celular, donde se quema para energía durante el ejercicio.<br /><br /><strong>La prueba. </strong>Las personas con niveles bajos de C en la sangre quemaron 10% menos de grasa por libra de peso mientras caminaban que aquellos con niveles normales de C, demostró un estudio de la Universidad Arizona State. Cuando los sujetos recibieron su dosis de C, su habilidad para quemar grasa de cuadruplicó.

  • Batatas

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Estos contienen los mismos almidones resistentes que las lentejas, que ayudan al cuerpo a quemar grasa. Estos almidones también podrían aumentar la producción de la hormona péptida que le señalan al cerebro cuando dejar de comer.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Después de un desayuno y almuerzo que incluían almidones resistentes, los sujetos consumieron 10% menos calorías en un periodo de 24 horas comparado con comidas similares con placebo, indicó una investigación de la Universidad de Surrey.

  • Edamame

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Los frijoles de soja suplen 17 gramos de proteína por taza y tu cuerpo quema más calorías digiriendo proteína que cuando procesa carbohidratos y grasa.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Los investigadores de Federal University of Vicosa encontraron que las personas quemaban 70 calorías más diarias cuando su comida mañanera consistía de proteína de soja que otro tipo de proteína.

  • Aceite de oliva

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Las grasas monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva podrían potencialmente encender genes relacionados con quemar grasa y almacenamiento.<br /><br /><strong>La prueba. </strong>Las personas en un plan bajo en calorías enfatizando grasas monoinsaturadas y carbohidratos complejos perdieron casi el doble del peso que aquellos que consumieron las mismas calorías pero menos grasa en total y proteína y más carbohidratos, reveló un estudio de Archives of Internal Medicine.

  • Lentejas

    <strong>Poderes adelgazantes</strong>. Estas legumbres son ricas en almidones resistentes, un carbohidrato que podría promover el quemar grasa y encoger células de grasa.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> En un estudio los participantes que consumieron una comida con 5 gramos de almidones resistentes - lo que se encuentra en ¾ taza de lentejas cocidas - quemaron 23% más de grasa por las siguientes 24 horas que aquellos que no consumieron el almidón, concluyeron investigadores de la Universidad de Colorado.

  • Huevos

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Los huevos están cargados con colina, un compuesto conocido porque ayuda a bloquear la absorción de grasa.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Las personas que por ochos semanas consumieron dos huevos, tostadas y jalea para desayuno, cinco días a la semana, perdieron 65% más peso que aquellos que consumieron un desayuno con las mismas calorías, pero sin los huevos, de acuerdo a un estudio que publicó International Journal of Obesity.

  • Quinoa

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Proteína total, la quinoa tiene los amino ácidos esenciales que son necesarios para construir músculos que aceleren el metabolismo.<br /><br /><strong>La prueba</strong>. Las personas con dietas de calorías reducidas que consumieron 115 gramos de proteína a diario perdieron 22% más grasa después de cuatro meses que aquellos que comieron 70g por día, según un reporte de The Journal of Nutrition.

  • Salmón salvaje

    <strong>Poderes adelgazantes.</strong> Los ácidos grasos omega-3s del pescado podrían ayudarte a quemar grasa más efectivamente. Estos alteran la expresión de ciertos genes, logrando que tu cuerpo queme grasa en lugar de almacenarla.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> En un estudio de Public Health Nutrition que analizó las dietas de 35 mil mujeres, las que comieron el pescado entre dos a cuatro veces a la semana tuvieron los índices metabólicos basales más bajos, una medida común de la grasa corporal.

  • Yogur

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Yogur griego sin o bajo en grasa y yogures regulares contienen 20% o más de la dosis diaria de calcio. El mineral desacelera la producción de cortisol, una hormona que promueve la acumulación de grasa en el abdomen.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Las personas en una dieta baja en calorías que incluyeron yogur perdieron 81% más de grasa abdominal que aquellos en un plan similar, pero sin yogur, determinó un estudio de la Universidad de Tenesí.

  • Manzanas

    <strong>Poderes adelgazantes.</strong> Los cuatro a cinco gramos de fibra que contiene esta fruta no sólo abastecen sino que ayudan a eliminar algunas de las calorías y grasa que ingieres de otros alimentos.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Las personas que merendaron una manzana 15 minutos antes de almorzar tortellini de queso consumieron 187 calorías menos que aquellos que no comieron nada antes, reveló un estudio de la Universidad Penn State.