En las próximas elecciones en California, los votantes tendrán ante sí una boleta con una larga lista de candidatos hispanos que, en muchos casos, están llevando a cabo férreas campañas para ganar un puesto en la Asamblea o el Senado estatales.

Tan solo en los distritos que corresponden al sur de California, al menos 44 latinos están incluidos en el registro oficial. La gran mayoría de estos candidatos están afiliados a los partidos demócrata y republicano, aunque algunos de ellos están identificados como independientes.

“Será bueno ver qué es lo que pasa”, dijo Allan Hoffenblum, fundador y cabeza de California Target Book, una organización privada no partidista que analiza elecciones en California, a HuffPost Voces. “Veremos a latinos compitiendo con otros latinos, y eso es bueno”.

El martes 5 de junio, 555 candidatos aparecerán en la boleta de las elecciones primarias para el Congreso federal y la legislatura estatal. Será la primera vez que los contendientes busquen ser elegidos bajo los recién redistribuidos distritos, 80 en total para la Asamblea legislativa y 20 de los 40 en el Senado estatal, cuyos límites fueron marcados por una comisión de ciudadanos.

En esta ocasión también será la primera vez que los candidatos compitan bajo un nuevo método, que consiste en incluir a todos los contendientes, sin importar a qué partido pertenecen, en la boleta. (Anteriormente, en las elecciones primarias, solo los dos candidatos con el mayor número de votos del partido demócrata y republicano participaban en esta ronda). De todos los nombres en la boleta que ahora aparezcan, solo pasarán a la elección general de noviembre los dos que logren el mayor número de votos, incluso si ambos son del mismo partido.

Curiosamente, es en los distritos donde hay mayor población latina donde se prevén las pugnas más importantes. En algunos casos los candidatos son nombres bien conocidos, aunque en muchos otros se trata de personas que hasta ahora no fueron personalidades públicas.

“Este nuevo sistema permitirá que no solo más latinos participen en las contiendas, sino también más afroamericanos, más asiáticos, más mujeres”, dijo Jaime Regalado, profesor emérito de ciencias políticas de la Universidad de California en Los Ángeles, a HuffPost Voces. Regalado piensa que los hispanos deben tener una mayor representación en puestos públicos. “La mitad del concejo municipal de LA debería ser de latinos, y lo mismo la junta de supervisores del condado de Los Angeles, donde solo hay una latina”.

Uno de los casos en los que se verá contender a latinos entre latinos es el distrito 58, que abarca las ciudades de Artesia, Bell Gardens, Bellflower, Cerritos, Commerce, Downey, Montebello, Pico Rivera y partes de Norwalk. En esta elección, cinco de los seis candidatos son hispanos, incluyendo a Tom Calderón, hijo del actual asambleísta que representa el área, Charles Calderón.

Cuatro de estos postulantes están identificados como demócratas y uno como republicano. Dos de ellos son concejales mientras que el resto se identificó como dueños de negocios y maestros.

“Esta nueva contienda abre más puertas para latinos, puertas que no se han abierto todavía. Más gente piensa en desafiar a los actuales representantes y eso significa que tendremos a más hispanos contendiendo por la Asamblea y el Senado, aunque todavía no sabemos cuáles serán los resultados de este nuevo método”, reconoció Regalado.

En el pasado, dijo el catedrático, era difícil que candidatos de las minorías participaran en contiendas debido a las pocas posibilidades de ganar que visualizaban. Esto en gran parte se debía a que la forma en la que estaban distribuidos los distritos electorales favorecían poco a la cohesión de los grupos minoritarios.

“Las minorías sabían que no tenían ninguna oportunidad, que si lo intentaban serían sacrificadas”, dijo Regalado, quien también atribuye la gran participación latina a la imposibilidad de los funcionarios electos a permanecer en el puesto por más de 14 años - incluyendo servicio en ambas cámaras legislativas - debido a una ley aprobada por los votantes en 1990.

Para el distrito 39, que abarca las ciudades de Sylmar, San Fernando, Pacoima, Arleta, Mission Hills, Panorama City, North Hills, Sun Valley, y porciones de Lakeview Terrace, Van Nuys y North Hollywood, contienden cinco latinos; de ellos el más conocido es Richard Alarcón, que ha ocupado varios puestos públicos en el estado y actualmente es concejal de Los Ángeles. Dos de ellos están registrados como demócratas –entre ellos Alarcón-- y tres como republicanos.

La efectividad que tenga esta elección aún está por verse, coincidieron Regalado y Allan Hoffenblum, quienes dijeron además que podría tomar varios ciclos electorales antes de que se vean los resultados del nuevo método de seleccionar a los candidatos finales.

“El potencial está ahí, pero todavía está por verse”, dijo Regalado.

“ En muchos distritos los latinos esperan ganar… y eso es positivo”, dijo Hoffenblum.


Loading Slideshow...
  • Ben Hueso

    El asambleísta Ben Hueso representa el distrito 79.

  • Mike Davis

    Mike Davis, demócrata que representa Los Ángeles, durante una moción en enero de 2012.

  • Gil Cedillo

    El asambleísta Jared Huffman habla con su colega Gil Cedillo, quien impulsa una propuesta para dar ayuda monetaria a los estudiantes indocumentados.

  • Jerry Hill, John Perez, Bob Wieckowski

    John Pérez, centro, con sus colegas asambleístas Jerry Hill (izq.) y Bob Wieckowski.

  • Mary Hayashi

    Asambleísta Mary Hayashi, una de las mujeres que ocupan un puesto de elección en California.

  • Norma Torres

    Norma Torres representa a Pacoima en la Asamblea de California.

  • Diane Harkey

    Diane Harkey, asambleísta republicana que representa a Dana Point.

  • Cathleen Galgiani

    Asambleísta Cathleen Galgiani, quien anunció públicamente que es gay, es una minoría entre minorías en la Asamblea estatal.

  • Ricardo Lara y Betsy Butler

    Asambleísta Ricardo Lara, representante de Bell Gardens, con la asambleísta Betsy Butler, que representa Marina del Rey.



Videos relacionados: