SAVANNAH, Georgia, EE.UU. (AP) — La tormenta tropical Beryl tocó tierra en la costa noreste de la Florida, provocando copiosas lluvias y vientos huracanados hasta el litoral sureste de Estados Unidos, dijeron los meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes de Miami informó que el vórtice de Beryl tocó tierra cerca de la playa Jacksonville aproximadamente a las 12:10 de la madrugada, con vientos huracanados de 113 kilómetros por hora (70 mph). El centro de huracanes informó el domingo que el fenómeno atmosférico estaba a punto de llegar a tierra.

Se prevé que el sistema continuará provocando lluvias torrenciales el lunes en muchas partes de los estados de la Florida y de Georgia. Se cree que se debilitará conforme ingrese a tierra el lunes y el martes y se convierta en una depresión tropical mientras se diluye por los Grandes Lagos, Beryl a continuación regresará al Océano Atlántico.

"Hemos visto la mayor fuerza que Beryl tiene por el momento en lo que respecta a la fuerza de los vientos, hasta una velocidad de 113 kilómetros por hora (70mph), destacó el meteorólogo Al Sandrik en un mensje por audio difundido el domingo por la noche. "Vemos un considerable debilitamiento de la tormenta en las próximas 12 horas", agregó.

Pero el sistema podría complicar el tráfico del feriado del lunes en Estados Unidos después de haber frustrado los planes del domingo de muchas personas con motivo del Día de los Caídos. Aquéllos que acampaban en las playas tuvieron que recoger sus cosas y alejarse de la costa, llevando a la suspensión de algunos eventos.

Las autoridades pidieron a quienes acampaban en la Isla Cumberland, a la que solamente se tiene acceso por bote, que abandonaran el lugar antes de las 4:45 de la tarde. La isla tiene varias playas vírgenes y una zona boscosa que son populares entre los visitantes.

Una advertencia de tormenta tropical entró en vigencia desde la madrugada del lunes en áreas del litoral oriental desde Flagler Beach, en la Florida hasta el Río Savannah en Georgia. Una advertencia previa para las áreas más hacia el norte hasta Edisto Beach, Carolina del Sur fue discontinuada. A las 5 de la mañana, la tormenta estaba a 30 kilómetros (20 millas) al oeste de Jacksonville, Florida y se desplazaba hacia el oeste a casi 13 kilómetros por hora (8 mph). Los vientos sostenidos máximos habían decrecido a casi 85 kph (50 mph). La fuerza de los vientos de la tormenta tropical se ampliaban sobre una extensión de hasta 220 kilómetros (140 millas).

El gobernador de la Florida Rick Scott instó a la población de la Florida en las áreas afectada a que se mantengan "alerta y expectantes".

"Es probable que la tormenta tropical Beryl provoque fuertes lluvias y vientos, y es vital que continúen atentos a los noticieros y escuchen los avisos de los funcionarios locales de manejo de emergencia", destacó Scott en una declaración difundida el domingo por la noche.

Se calcula que Beryl provoque acumulaciones de 10 a 20 centímetros (4 a 8 pulgadas) de lluvia en algunas partes, mientras que otras tendrán hasta 30 centímetros (12 pulgadas). Los meteorólogos pronosticaron que la tormenta provocará una subida de la marea que provocará inundaciones en las costas del noreste de la Florida, Georgia y el sur de Carolina del Sur.

___

Kennedy informó desde Miami. Brumback desde Atlanta. Meg Kinnard contribuyó desde Columbia, Carolina del Sur y Jackie Quinn desde Washington, D.C.