Huffpost Voces
Janell Ross Headshot

Pese a demanda, Joe Arpaio no desiste de plan para reelección

Publicado: Actualizado:
Elegido por primera vez como sheriff en 1992, Arpaio ha sido reelegido ininterrumpidamente.
Elegido por primera vez como sheriff en 1992, Arpaio ha sido reelegido ininterrumpidamente.

El alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio de 79 años competirá para ser reelegido en el mes de noviembre. Al alguacil que ha sido reelegido 5 veces en el área de Phoenix y se encuentra en primer lugar en la carrera, parece no afectarle una demanda federal contra su oficina. Arpaio enfrenta a cinco oponentes y enérgicos grupos de derechos civiles y políticos.

“Es un tipo de Bull Connor del siglo XXI,” dijo Warren Stewart Sr., sacerdote de la Primera Iglesia Institucional Bautista en Phoenix y quien preside el Foro de Inmigración Nacional.

Theophilus Eugene “el toro” Connor que fungió como comisionado de seguridad de Birmingham, Alabama, durante el movimiento de derechos civiles, atrajo atención nacional por su respaldo público a la segregación, rehusarse a ejecutar órdenes de los tribunales, soltar a perros policíacos y dirigir mangueras de bomberos contra manifestantes. Estos hechos son considerados por historiadores como catalizadores de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

“Arpaio no le suelta los perros a la gente,” dijo Stewart. “Pero sí ataca y persigue a personas de color. Persigue a latinos y muchas veces lo hace con venganza y arrogancia si alguien se atreve a cuestionarlo. Es como si dijera ‘yo soy el alguacil Joe Arpaio y yo estoy a cargo y nadie me puede decir qué hacer. Y no ve voy a echar para atrás".

Joe Arpaio, el sheriff más severo de EE.UU.
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen


El Departamento de Justicia la semana pasada describió las tácticas de Arpaio como “sin precedente,” “inconstitucionales,” y parte de un “patrón de discriminación” contra los latinos. Una demanda del Departamento de Justicia presentada el jueves acusó a Arpaio de dirigir a los alguaciles a “catear” hogares, oficinas y negocios en base a las habilidades limitadas del inglés de los residentes o por su apariencia. Los alguaciles hicieron un gran número de detenciones de automovilistas en base al perfil racial de los latinos; de cinco a nueve veces más probabilidad que otras personas de ser sujetos a registros, menciona la demanda.

La semana pasada, Arpaio dijo que va a luchar contra el monitoreo federal “hasta sus últimas consecuencias.”

“Al alguacil Arpaio no le preocupa en nada su reputación o sus prospectos de reelección,” dijo Lisa Allen, vocera del departamento del alguacil. “Tiene plena confianza que se va a reelegir en noviembre y está orgulloso de ser el alguacil del condado de Maricopa y está convencido de que su oficina está realizando un gran trabajo a pesar de las acusaciones, sin fundamento, que el Departamento de Justicia tiene en su contra.”

Los seguidores de Arpaio lo describen como un hombre que hace cumplir la ley y que ha sido caracterizado como un racista injustamente por “un número pequeño pero enérgico de latinos,” que han emprendido una cacería de brujas, dijo Shane Wikfors, vocero del partido Republicano de Arizona.

“Estamos en uno de esos momentos donde se enfrenta Arizona contra oficiales federales,” dijo Wikfors. “No estaría de acuerdo con que es una figura tipo Bull Connor. Creo que se ve a sí mismo como alguien que lucha contra la politización del gobierno federal de no hacer cumplir la ley de inmigración. Es la personificación de una lanza en esa batalla.”

Hasta ahora, el gran reto de desbancar a Arpaio ha sido la naturaleza del electorado suburbano de Phoenix, dijo Luis Heredia, Director Ejecutivo del Partido Democrático de Arizona.

Cerca del 37 por ciento de votantes del condado de Maricopa están registrados como Republicanos, 27 por ciento de Demócratas y 33 por ciento sin afiliación, de acuerdo con la junta de elecciones del condado. Más de la mitad viven dentro de ciudades del condado de Maricopa que rodean a Phoenix y que tienen su propio departamento de policía. Eso quiere decir que la mayoría de los votantes no han tenido un contacto personal con los alguaciles, dijo Heredia. Y muchos han vivido en el área por menos de cinco años.

Pero la demanda del Departamento de Justicia es una más de una larga lista de demandas contra Arpaio y su departamento. El litigio tiene un precio que es veneno político, dijo Heredia.

Durante los 16 años que Arpaio ha sido el alguacil, el condado ha gastado $58.4 millones en costos legales, juicios y acuerdos relacionados con demandas contra el alguacil y su departamento, de acuerdo con registros del condado. Casi $20 millones de esa cifra—equivalente al 35 por ciento—se ha pagado en los últimos cinco años. Costos adicionales han sido cubiertos por el fondo de seguro del condado.

En Phoenix, se ha hablado por años de crímenes federales e investigaciones civiles por parte de Arpaio, dijo Randy Parraz, co-fundador y presidente de Ciudadanos por Una Arizona Mejor, un grupo político que lideró la revocación de la elección del presidente del senado de Arizona Russell Pearce.

Pearce era el motor detrás de la ley controversial de Arizona SB 1070, que requiere que oficiales del orden público exijan pruebas a cualquier persona que sospechen es indocumentada. También ha ayudado a las redadas de Arpaio. Pearce fue alguacil adjunto del condado por más de 20 años.

Este año, Ciudadanos por Una Arizona Mejor organizarán lo que Parraz describió como acciones concretas para remover a Arpaio de sus funciones o asegurar su derrota, mencionó.

“Hay algunos de nosotros que no nos dejamos intimidar. Pero aún puedes caminar por aquí esta semana y escuchar hablar de qué tan poderoso es Arpaio, incluso de progresistas,” dijo Parraz. Parraz también mencionó que se encuentra ente los opositores de Arpaio que han sido seguidos o investigados debido a declaraciones públicas sobre Arpaio y sus actividades.

El poder de Arpaio creció porque a muchos en Arizona les molestaba que personas sin documentos habían estado ingresando al estado por más de dos décadas, dijo Daniel Ortega, un abogado del área de Phoenix que preside el Concejo Nacional de La Raza, una organización que aboga por la defensa de los derechos civiles.

“Poco a poco ese argumento se desmorona,” dijo Ortega. “Se desmorona porque la población no dijo qué necesitábamos hacer algo con respecto a las personas que estaban ingresando al país de manera ilegal al expresar abiertamente odio y operar completamente fuera de la ley.”

Sólo existe evidencia no actualizada de que la popularidad de Arpaio está a la baja.

Las encuestas a nivel condado son poco frecuentes en la zona de Phoenix. En enero 2010, la diferencia en el margen entre las personas que decían que Arpaio estaba haciendo un buen o excelente trabajo y aquellos que dijeron que estaba haciendo un trabajo pobre se redujo a 5 —una disminución de 38 puntos de margen de lo que tenía Arpaio en marzo de 2007, de acuerdo con una encuesta independiente hecha por Behavior Research Center, firma apartidista de análisis de mercado con sede en Phoenix. Después de darle al alguacil un respaldo en 2000 y 2004, el periódico más grande del estado, el Arizona Republic, negó la candidatura de reelección Arpaio en 2008.

La campaña de recaudación de fondos del alguacil este año parece no detenerse, logrando obtener sumas considerables de dinero de personas que viven mayoritariamente fuera del estado. En enero, tenía $3.4 millones, después de contabilizar $2.4 millones en gastos, de acuerdo con registros financieros de su campaña.

Entre los cinco contrincantes se encuentran José Waldron, un joven de 18 años que ha declarado que su campaña no recaudará más de $500 y Tim Coomer de 40 años, un demócrata que ha hecho lo mismo. Los demócratas John Rowan de 48 años y Paul Penzone de 45 años no habían recaudado dinero al llegar la fecha límite del primer reporte. Penzone fue oficial de policía de Phoenix, asignado a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos como parte del grupo especial de operaciones.

Mike Stauffer de 50 años, un candidato sin afiliación partidista, recaudó unos cuantos miles de dólares, mayoritariamente de residentes de Arizona. Después de sus gastos, Stauffer tenía $289 a finales de enero, de acuerdo con registros de campaña.

Pero, el día después de que se anunció la demanda del Departamento de Justicia, Penzone vio el incremento más grande en un solo día de donaciones en línea a su campaña, dijo Steacy Pearson vocera de campaña. La campaña de Penzone llegó a $100,000, lo que supone un gran logro debido a que el último demócrata que retó a Arpaio en 2008 recaudó $160,000 durante toda la contienda, dijo Pearson.

Videos relacionados:

Sugerir una corrección

En Internet

Joe Arpaio - Law Enforcement - Phoenix, AZ | Facebook

Joe Arpaio (@RealSheriffJoe) on Twitter

Arpaio enfrentará su primer juicio por discriminación contra latinos en julio

¿Es Arpaio objeto de risa?