Las responsabilidades no terminan cuando una mujer se convierte en abuela. De hecho, en la actualidad, es muy común que sean las abuelitas quienes ayuden en el cuidado de los niños en casa, algo que sin duda representa mucho trabajo. ¿Pero cómo puede una mujer de esta edad y con este estilo de vida mantenerse saludable?

“Entre más vieja seas, tu salud requerirá mayores cuidados”, le aseguró a HuffPost Voces Mary B. Seger, autora del libro ‘The Parent Guidebook’. “Tu cuerpo se queja en voz alta cuando abusas de él comiendo mal y no ejercitándote”, explica la experta en estrategias de crianza, quien también trabaja como médico integral en el Otsego Memorial Hospital.

Pero cuando una persona se acostumbra a vivir de manera saludable, alimentándose correctamente y realizando ejercicio de manera regular, puede alcanzar la madurez e incluso la vejez, en excelente condición física. “Una paciente, recién entrada en los 70, me vence fácilmente en la pista de esquí y la bicicleta, en su kayak y cuando salimos a caminar”, confiesa Seger.

Caso contrario, quienes descuidan su cuerpo ven el duro reflejo de su negligencia. “También tengo muchos pacientes, algunos más jóvenes que yo –que tengo 52 –, que tienen muchas enfermedades, que no se sienten bien, y que hacen muy poco”, añade la experta.

Afortunadamente, en nuestras manos está evitar malestares y dolencias. “Yo pongo en práctica un estilo de vida saludable la mayoría de los días, día tras día. Pongo en práctica mi espiritualidad, disfruto cada día, me ejercito la mayoría de los días, y como de manera saludable. Además, tengo una vida plena y productiva”, nos dice M.B. Seger. “Tengo otra paciente que es un gran ejemplo a seguir. Ella tiene una salud estupenda y hace muchísimas actividades divertidas con sus nietos”.

Lo recomendable es que sin importar la edad que tengas, siempre consultes a un especialista en salud para asesorarte sobre cuáles son las mejores opciones para mantenerte en forma y alimentarte correctamente. De igual forma, hazle caso a tu sentido común y dale a tu cuerpo lo que sientas que necesita, y nunca abuses de la energía que crees tener ni te pongas en riesgo.

Related on HuffPost:



Come bien y elimina el estrés:
Loading Slideshow...
  • Aguacates

    <font size="-2">Por Yined Ramírez-Hendrix</font><br /><br />El estrés agota las reservas de Vitamina B, que son esenciales para la creación de serótina. Los aguacates son una excelente fuente de no sólo Vitamina B, pero también potasio, que ayuda a bajar la presión.

  • Garbanzos

    Tan sólo media taza de estas legumbres suple 141mg de folato, un tipo de Vitamina B necesaria para la producción de dopamina, un neurotransmisor asociado con el placer.

  • Nueces

    Un puñado al día ha sido vinculado a la salud cardiaca y al control del peso; ahora nuevas investigaciones de la Universidad de Barcelona encontraron que las nueces, junto a las almendras y avellanas también pueden elevar las niveles de serótina, la hormona responsable por aumentar los sentimientos de bienestar. Para obtener el máximo de los beneficios, opta por las variedades sin procesar.

  • Pimientos

    Estos vegetales están repletos de Vitamina C, la que puede inhibir la producción de la hormona del estrés cortisol. Los pimientos amarillos tienen los niveles más altos con 341 mg, seguidos por los rojos (209mg) y los verdes (132mg).

  • Sardinas

    Este pescado repleto de omega-3 puede ayudarte a sentir más calma, según estudios de la Universidad de Ohio, que encontró que las personas que regularmente consumían alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 eran 20% menos ansiosos que aquellos que no.

  • Semillas de girasol

    Una deficiencia de magnesio puede disminuir la producción de dopamina, lo que puede hacer que te sientas con los nervios de punta. Para mantener el equilibrio, consume 320mg del mineral a diario, estas semillas proveen 91mg en una porción de una onza.