Más

Crece hostigamiento policiaco contra latinos en Nueva York

Publicado: 15/05/2012 09:11 Actualizado: 15/05/2012 09:19

Deportacion
Las principales víctimas han sido, de manera desproporcionada, latinos y afroamericanos.

Fuente: Notimex

Nueva York (Notimex).- El hostigamiento policial en contra de personas de origen latino en Nueva York crece por la política de cateos personales que activaron autoridades locales y tras el inicio del programa Comunidades seguras, revelaron cifras oficiales.

De acuerdo con cifras de la policía de la ciudad, en los primeros tres meses del año hubo 203 mil 500 revisiones o cateos, con lo que de mantenerse la tendencia, se romperá el récord impuesto en esta práctica en 2011, cuando se reportaron 400 mil.

Las principales víctimas de esta política han sido, de manera desproporcionada, latinos y afroamericanos, sujetos de los cateos en 87 por ciento de los casos, pese a que sólo 10 por ciento de las personas revisadas fueron arrestadas o recibieron citatorios.

De acuerdo con el Centro de derechos constitucionales (CCR, por sus siglas en inglés), no hay evidencia de que la política de “detener y catear” haya contribuido a reducir el crimen en Nueva York, pero su aplicación persiste.

“La disparidad racial revelada en las últimas series de cifras, y la baja correlación entre cateos y actividad criminal continúan con un patrón generado por nueve años de datos”, afirmó el CCR en un comunicado emitido hoy.

El organismo indicó que análisis de los datos oficiales muestran que “la raza es un factor primordial para determinar” a quién detienen y revisan los policías de la ciudad.

“Los afroamericanos y los hispanos son significativamente más susceptibles de ser detenidos que los blancos, y la mayoría de los cateos ocurren en barrios latinos y negros”, precisó.

Por si fuera poco, este lunes inició la aplicación en Nueva York y Massachusetts del programa Comunidades Seguras, con base en el cual se han deportado miles de inmigrantes indocumentados que no suponen ningún riesgo para Estados Unidos.

El programa obliga a que las autoridades locales compartan con la Oficina de Migración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) información sobre las huellas dactilares de los detenidos, con lo que esta agencia federal puede iniciar procesos de deportación.

Pese a que la intención del programa es deportar a inmigrantes con antecedentes penales en Estados Unidos, estudios muestran que la mayoría de los expulsados cometieron faltas administrativas o fueron detenidas sin justificación o de manera ilegal.

Asimismo, de acuerdo con sus críticos, Comunidades seguras alienta el perfil racial.

De acuerdo con CCR, el programa “agravará los abusos que actualmente ocurren en el sistema criminal de justicia de Nueva York así como el sistemático perfil racial sin restricciones dentro de las comunidades negras y de color de la ciudad”.

Videos relacionados:

SIGUE VOCES

Archivado por Violeta Merlo  |