Lo que Rihanna, Katy Perry y Eva Mendes tienen en común, es un cuerpazo. ¿Pero cómo lo consiguen? Estas tres chicas tienen mucho que agradecerle a la ‘5 Factor Diet’, un régimen creado por el entrenador de celebridades, Harley Pasternak, y que como afirma Us Weekly, es la dieta que está cambiando a Hollywood.

En 2006, la fórmula de Pasternak fue publicada en un libro que no deja de venderse como pan caliente, y lo interesante de su propuesta, es que se trata de un plan realmente saludable: hacer 5 comidas pequeñas al día, hacer ejercicio 5 días a la semana, cumplir con 5 criterios en cada alimento (combinando cantidades adecuadas de proteína, carbohidratos, fibra y grasas buenas), y permitirse 5 días libres de dieta, en un período de 5 semanas. Las reglas del experto en acondicionamiento y alimentación son bastante sencillas de cumplir, y por eso es que a las famosas parece no costarles mucho trabajo apegarse a ellas.

Esta dieta de moda es distinta a otras que de pronto se convierten en un furor, pero que ponen en peligro la salud de quienes las practican. Su éxito radica en que promueve la disciplina, el balance, y que aunque da resultados rápidos, no lo hace por arte de ‘magia’.

En 2007, Jessica Simpson tuvo que prepararse para su papel en la cinta ‘Major Movie Star’, para la que tenía que perder bastantes libras. Consumiendo 1,300 calorías por día, y haciendo ejercicio bajo la supervisión de Pasternak, consiguió perder más de 20 libras en un período de dos meses. Esto es a lo que se le llama una dieta estricta y realista.

“Vivimos en una sociedad moderna que generalmente nos provee gratificación instantánea; en contraste, el proceso de perder peso de una manera segura y duradera, debe ser uno lento y bien controlado”, explica a HuffPost Voces la Dra. Katie Rickel, psicóloga clínica especializada en manejo de peso. “Los programas de competencias para perder peso en televisión sólo han ayudado a fortalecer el mensaje de que la pérdida significativa de peso –para perder entre 10 y 20 libras en una semana– es realista y puede lograrse consistentemente, semana tras semana tras semana”. Quienes hemos tenido que bajar de peso, sabemos que las cosas no son tan sencillas ni tan veloces.

Nuestros errores al hacer dieta

“Cuando un individuo está siguiendo un plan de dieta y ejercicios que provee suficiente nutrición para mantener un estatus saludable, una pérdida de peso saludable oscila entre 1-2 libras por semana”, explica Rickel. Pero a muchos, este ritmo saludable para perder peso parece no satisfacerles.

“Aún cuando las personas estén perdiendo peso de la manera correcta, podrían sentirse desalentadas si no observan la pérdida que desean”, nos dice la experta. Cuando esto sucede, “la mayoría concluye que su dieta ‘no está funcionando’ (negando las libras que ya han perdido) y abandona todos sus esfuerzos”.

Es justo en este momento cuando las personas se ‘desenamoran’ del proyecto de alimentarse saludablemente y de hacer ejercicio. Para dejar en el pasado su ‘no productivo’ esfuerzo, vuelven a caer en los mismos vicios alimenticios del pasado y regresan a un estilo de vida sedentario.

“Vuelven a ganar peso y esto sirve para confirmar su creencia de que los métodos seguros y saludables para perder peso no son efectivos. Y como este tipo de razonamiento es común, no es sorprendente que la mayoría de la gente no continúe su proyecto el tiempo suficiente para alcanzar sus metas de pérdida de peso”, explica Rickel.

Para bajar de peso, hay que reprogramarnos

Sin importar si seguimos la dieta de Pasternak, si consultamos a un nutriólogo, o si decidimos hacer ajustes alimenticios por nuestra cuenta, la clave para perder peso está en entrenar a nuestro cerebro.

“Podemos cambiar nuestros cerebros al cambiar nuestro comportamiento”, señala Rickel. Para mucha gente, comer de más y vivir de manera sedentaria son el resultado de hábitos profundamente arraigados. Buscamos el mismo tipo de alimentos no saludables una y otra vez porque eso es a lo que estamos acostumbrados. Entramos en piloto automático y dejamos de pensar en las decisiones que tomamos y sus potenciales consecuencias”. Si mamá te acostumbró a merendar caramelos y a cenar bizcochos, y lo sigues haciendo de por vida, nunca lograrás bajar de peso.

“Sin embargo, cuando comenzamos a actuar de manera distinta –tal vez planeando con anticipación nuestros alimentos, llevando un diario de nutrición, contando nuestra ingesta de calorías, resistiéndonos a las opciones altas en grasa–, re-programaremos nuestro cerebro para que los comportamientos saludables se conviertan en hábitos”, añade la experta.

Sólo cuando de verdad dejes atrás la comida que no te nutre y simplemente te engorda, comenzarás a ver que tu nueva dieta sí funciona. “Luego de repetidamente hacer elecciones saludables, empezaremos a ver los beneficios: tendremos más energía, perderemos peso, nos veremos mejor con nuestra ropa”, afirma la psicóloga. “Estos beneficios servirán para fortalecer los hábitos saludables, y continuaremos practicándolos una y otra vez. Eventualmente, nos habremos acostumbrado tanto a nuestros comportamientos saludables que nos resultará extraño engancharnos en aquellos que no lo sean. Esta es la señal inequívoca de que habremos conseguido reprogramar nuestro circuito cerebral”.

Si estás pensando en seguir alguna dieta utilizada por las famosas, no te olvides de usar tu sentido común y no esperes resultados 'mágicos'. Usa tu sentido común, asegúrate de estar incluyendo en tu alimentación diaria todos los nutrientes necesarios para que tu organismo funcione adecuadamente, y recuerda que TODAS las famosas hacen ejercicio para poder lucir esas figuras envidiables. Si no vas a levantarte del sofá y a olvidarte de la comida chatarra, no pretendas lucir como ellas.

--

Loading Slideshow...
  • Kiwi

    <font size="-2">Por Yined Ramírez-Hendrix</font><br /><strong>Poderes adelgazantes.</strong> Un kiwi grande contiene 84 miligramos de vitamina C, más que la cuota diaria recomendada. La vitamina C ayuda a formar carnitina, un compuesto que transporta grasa en la mitocondria celular, donde se quema para energía durante el ejercicio.<br /><br /><strong>La prueba. </strong>Las personas con niveles bajos de C en la sangre quemaron 10% menos de grasa por libra de peso mientras caminaban que aquellos con niveles normales de C, demostró un estudio de la Universidad Arizona State. Cuando los sujetos recibieron su dosis de C, su habilidad para quemar grasa de cuadruplicó.

  • Batatas

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Estos contienen los mismos almidones resistentes que las lentejas, que ayudan al cuerpo a quemar grasa. Estos almidones también podrían aumentar la producción de la hormona péptida que le señalan al cerebro cuando dejar de comer.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Después de un desayuno y almuerzo que incluían almidones resistentes, los sujetos consumieron 10% menos calorías en un periodo de 24 horas comparado con comidas similares con placebo, indicó una investigación de la Universidad de Surrey.

  • Edamame

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Los frijoles de soja suplen 17 gramos de proteína por taza y tu cuerpo quema más calorías digiriendo proteína que cuando procesa carbohidratos y grasa.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Los investigadores de Federal University of Vicosa encontraron que las personas quemaban 70 calorías más diarias cuando su comida mañanera consistía de proteína de soja que otro tipo de proteína.

  • Aceite de oliva

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Las grasas monoinsaturadas que se encuentran en el aceite de oliva podrían potencialmente encender genes relacionados con quemar grasa y almacenamiento.<br /><br /><strong>La prueba. </strong>Las personas en un plan bajo en calorías enfatizando grasas monoinsaturadas y carbohidratos complejos perdieron casi el doble del peso que aquellos que consumieron las mismas calorías pero menos grasa en total y proteína y más carbohidratos, reveló un estudio de Archives of Internal Medicine.

  • Lentejas

    <strong>Poderes adelgazantes</strong>. Estas legumbres son ricas en almidones resistentes, un carbohidrato que podría promover el quemar grasa y encoger células de grasa.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> En un estudio los participantes que consumieron una comida con 5 gramos de almidones resistentes - lo que se encuentra en ¾ taza de lentejas cocidas - quemaron 23% más de grasa por las siguientes 24 horas que aquellos que no consumieron el almidón, concluyeron investigadores de la Universidad de Colorado.

  • Huevos

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Los huevos están cargados con colina, un compuesto conocido porque ayuda a bloquear la absorción de grasa.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Las personas que por ochos semanas consumieron dos huevos, tostadas y jalea para desayuno, cinco días a la semana, perdieron 65% más peso que aquellos que consumieron un desayuno con las mismas calorías, pero sin los huevos, de acuerdo a un estudio que publicó International Journal of Obesity.

  • Quinoa

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Proteína total, la quinoa tiene los amino ácidos esenciales que son necesarios para construir músculos que aceleren el metabolismo.<br /><br /><strong>La prueba</strong>. Las personas con dietas de calorías reducidas que consumieron 115 gramos de proteína a diario perdieron 22% más grasa después de cuatro meses que aquellos que comieron 70g por día, según un reporte de The Journal of Nutrition.

  • Salmón salvaje

    <strong>Poderes adelgazantes.</strong> Los ácidos grasos omega-3s del pescado podrían ayudarte a quemar grasa más efectivamente. Estos alteran la expresión de ciertos genes, logrando que tu cuerpo queme grasa en lugar de almacenarla.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> En un estudio de Public Health Nutrition que analizó las dietas de 35 mil mujeres, las que comieron el pescado entre dos a cuatro veces a la semana tuvieron los índices metabólicos basales más bajos, una medida común de la grasa corporal.

  • Yogur

    <strong>Poderes adelgazantes. </strong>Yogur griego sin o bajo en grasa y yogures regulares contienen 20% o más de la dosis diaria de calcio. El mineral desacelera la producción de cortisol, una hormona que promueve la acumulación de grasa en el abdomen.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Las personas en una dieta baja en calorías que incluyeron yogur perdieron 81% más de grasa abdominal que aquellos en un plan similar, pero sin yogur, determinó un estudio de la Universidad de Tenesí.

  • Manzanas

    <strong>Poderes adelgazantes.</strong> Los cuatro a cinco gramos de fibra que contiene esta fruta no sólo abastecen sino que ayudan a eliminar algunas de las calorías y grasa que ingieres de otros alimentos.<br /><br /><strong>La prueba.</strong> Las personas que merendaron una manzana 15 minutos antes de almorzar tortellini de queso consumieron 187 calorías menos que aquellos que no comieron nada antes, reveló un estudio de la Universidad Penn State.

Related on HuffPost: