¿Quieres evitar el deterioro mental y ayudar a proteger tu cerebro? La solución podría ser tan simple como establecerte un verdadero propósito de vida.

De acuerdo con un nuevo estudio llevado a cabo por el Rush Alzheimer's Disease Center, las personas que no cuentan con un propósito de vida claro también son más propensas a sufrir de un ritmo más lento de depreciación mental, así como de desarrollo de placas y ovillos en su cerebro. Ambos elementos se generan a causa del envejecimiento, afectando la memoria y teniendo relación con la enfermedad de Alzheimer.

“Estos hallazgos sugieren que tener un propósito en la vida protege en contra de los efectos dañinos de las placas y ovillos en la memoria, y otras habilidades de pensamiento. Esto es alentador y apunta a que participar en actividades significativas y con un propósito promueven la salud cognitiva en la vejez”, aseguró Patricia A. Boyle, Ph.D, una de las investigadores principales del estudio a través de un comunicado.

Como parte de la investigación, publicada en el Archives of General Psychiatry, científicos contaron con la participación de 246 personas quienes se sometieron a un examen cognitivo y neurológico anualmente por 10 años. Asimismo, tuvieron que contestar preguntas sobre sus experiencias y propósito de vida. Ninguno de los participantes sufría de demencia al momento de ser analizados, y al fallecer, todos fueron sometidos a autopsias cerebrales.

Otro estudio publicado hace unos meses por la Universidad de Toronto en el manual científico, Neurobiology of Aging, aseguró además que para proteger nuestro cerebro contra la enfermedad de Alzheimer y el riesgo de padecer de demencia senil a largo plazo, es importante evitar comer demasiada sal y procurar hacer ejercicios o actividades físicas constantemente.

VIDEOS RELACIONADOS: