Si eres una de esas personas a las que los fines de semana les gusta ponerse los tenis para salir a correr a toda velocidad, vas por buen camino hacia una vida larga y saludable. Aunque quizá deberías reconsiderar tu rutina, porque según un nuevo estudio, el simple hecho de trotar de manera regular aumenta la expectativa de vida en cinco años, en el caso de las mujeres, y en seis años, en el caso de los hombres

Lo único que necesitas para gozar de este efecto positivo en tu salud es trotar suavemente una hora a la semana. Así lo reveló el cardiólogo Peter Schnohr, en su investigación presentada en Dublín durante una reunión de la European Society of Cardiology.

“Podemos decir con certeza que trotar de manera regular aumenta la longevidad”, explicó el líder del estudio. “Las buenas noticias son que no necesitas hacer mucho para gozar los beneficios”. Según el experto en salud, uno debe trotar hasta sentir que le falta un poco el aliento, pero no hasta quedarse sin aliento.

Y como sabemos que en estos días de calor salir a hacer ejercicio sin perder el aliento es casi imposible, no hay que perder de vista los beneficios que puede ofrecernos el gimnasio, que para eso existen las caminadoras. En estos aparatos puedes regular la velocidad de tu trote y, el solo hecho de ejercitarte bajo la sombra, te hará sentirte menos agotado.

“La mejor hora para hacer ejercicio en el gimnasio es una elección personal”, le dijo a HuffPost Voces la Dra. Kathryn C. Wilder, psicóloga del deporte y gurú de acondicionamiento. “Si prefieres evitar las horas de más tráfico en el gym, y si tienes flexibilidad, entonces evita ir antes de las 9 am o después de las 5 pm. Si tienes energía en la mañana y despiertas justo al amanecer, entonces, sin duda, ve al gimnasio”.

Y es que empezar el día haciendo ejercicio es lo mejor que puedes hacer, tanto por salud física como por salud mental. “Hacer tu rutina a primera hora en la mañana, te da una sensación de logro y un levantón fisiológico propio del ejercicio”, explica K.C. Wilder.

Pero para aquellos a los que por las mañanas les es muy difícil despegarse las cobijas, trotar y sumarle años a sus vidas sigue siendo una opción. “Si eres un búho nocturno entonces ejercítate en la noche y libera con tu rutina el estrés acumulado durante el día. Entiendes la idea. ¡Es una decisión personal!”, afirma la experta.

Mira algunos consejos para empezar a ejercitarte: