Cuando una dieta no nos funciona –quizá porque no la seguimos al pie de la letra– y la frustración nos alcanza, lo que quisiéramos es tirarnos a un sueño profundo y despertar sólo para descubrir que las libras extras han desaparecido. Al parecer, eso es en realidad posible. Lo único que necesitas para ayudarle al cuerpo a perder peso es dormir nueve horas por noche.

De acuerdo con un estudio conducido por la Universidad de Washington, dormir un mínimo de nueve horas contribuye a hacerle frente a la predisposición genética a la obesidad.

“Una menor duración de sueño está asociada con el incremento del IMC [Índice de Masa Corporal] y una mayor influencia de los genes en el IMC, lo que sugiere que un sueño corto aumenta la expresión de los riesgos genéticos de tener un peso corporal elevado”, se lee en las conclusiones de la investigación publicada en la revista médica Sleep. “Al mismo tiempo, un sueño de larga duración puede suprimir la influencia genética en el peso corporal”.

¿Pero será acaso ésta la fórmula mágica para ganarle la batalla a la obesidad? “A pesar de que probablemente nunca existirá una píldora mágica para garantizar la pérdida de peso duradera, los psicólogos han descubierto varias estrategias que ayudan a la mayoría de las personas a perder peso y comer de manera saludable”, le dijo a HuffPost Voces la Dra. Katie Rickel, psicóloga clínica especializada en manejo de peso.

Si bien es importante dormir para darle el empujoncito necesario a nuestro organismo para que funcione correctamente, la alimentación nunca dejará de ser clave en el control de un peso saludable. Lo primero que deberíamos hacer en este sentido, según Rickel, es “llevar un diario de nuestros alimentos –un documento en el que se escriban todos los alimentos consumidos y una relación de las calorías que contienen”. De acuerdo con la doctora, esto es lo más cercano a una “‘bala mágica’ para controlar el peso”.

“Asumir el compromiso de escribir todo lo que comemos conduce a un nivel de conciencia que lleva, naturalmente, a la mayoría de las personas a detenerse y pensar antes de dedicarse a la costumbre de comer, que puede resultar en el exceso de calorías que propician un aumento de peso”, señaló Katie Rickel.

Así que antes de ajustar tu despertador y meterte a la cama con el propósito de dormir tus deliciosas nueve horas, saca un cuaderno y anota todo lo que durante el día te comiste. Si te excediste, por el momento no hay más que hacer, pero al día siguiente tendrás un estímulo para no volver a cometer los mismos pecados. Y cuando te sientas tentado, bastará una ojeada a tu registro personal para recordar tu deuda de calorías. Anota y duerme tranquilo.

Mira en video más sobre la relación entre el sueño y la pérdida de peso:

Related on HuffPost:

Loading Slideshow...
  • Menciona la competencia

    Por <strong>Yined Ramirez-Hendrix</strong><br> Muchas cadenas de gimnasios económicas han surgido en los últimos años, algunas con tarifas mensuales de $15, lo que ha obligado a otros clubes a reconsiderar sus ofertas. No temas en mencionar las ofertas de la competencia porque podrías persuadir a que las igualen o hasta las mejoren.

  • Utiliza las redes sociales

    Los portales con ofertas diarias como <a href="http://www.groupon.com/" target="_hplink">Groupon.com</a> y <a href="http://www.livingsocial.com/" target="_hplink">LivingSocial.com</a>, entre otros, ofrecen descuentos en clubes y estudios en tu ciudad. Estas ofertas a veces parecen que si pestañeas las pierdes, pero te puedes suscribir a las alertas diarias y de esa manera tratar diferentes gimnasios y clases.

  • Paga por adelantado

    El pagar por adelantado podría traducirse en ahorros significativos. En lugar de pagar una mensualidad, puedes negociar un descuento si pagas un año entero. En almacenes de descuento como Costco también se ofrecen membresías por dos años en clubes nacionales como 24 Hour Fitness que después de hacer la matemática te ganan una membresía por unos $13 al mes.

  • Organiza un grupo

    En algunos clubes un grupo de 10 suscriptores puede obtener un 10% de descuento. Pregunta en tu compañía si tiene algún acuerdo de descuento con alguna de las cadenas de gimnasios. Envía un email a tus compañeros reclutando gente que quiera mantenerse en forma.

  • Considera un plan familiar

    Bally Total Fitness ofrece hasta un 33% de descuento a familiares y amigos de miembros. Sólo tienes que mencionar a la persona que ya está suscrita. Algunos clubes le extienden el descuento a los compañeros de cuarto.