David Ramirez
Recibir actualizaciones de David:

Nueva York: Habrá guerra legal por la Ley del Salario Digno

Publicado: 02/05/2012 15:13 Actualizado: 09/05/2012 19:43

Nyc_council

El proyecto de Ley de Salario Digno, aprobado por el Concejo Municipal de la ciudad de Nueva York, para aumentar el salario mínimo actual, se ha convertido en manzana de la discordia y apunta a convertirse en una guerra legal con el alcalde Michael Bloomberg, quien se opone a la medida.

Tras meses de negociaciones entre los concejales, dirigentes sindicales y los desarrolladores, el proyecto de ley fue aprobado por 44 votos contra 5. La medida obliga a los empleadores que reciben reducciones de impuestos o financiamiento de bajo costo en los proyectos de desarrollo económico de la ciudad a pagar 10 dólares la hora a los trabajadores.

“Si usted toma subsidios de la ciudad que no está obligado a tomar, entonces tiene que cumplir con los estándares de pago. Si no quiere cumplir con esto, entonces no tiene que tomar dinero de la ciudad” proclamó la portavoz del concejo Christine Quinn al anunciar la aprobación de la ley.

“La ley es un retroceso a la época en que el gobierno consideraba al sector privado como una vaca para ser ordeñada, en lugar de un jardín para cultivar”, dijo el alcalde Bloomberg en una alocución previa en la que ratificó su oposición a la medida.

A criterio de Bloomberg, los empleadores privados deben decidir los salarios basados en la demanda de mano de obra y lo que el mercado pueda soportar.

El alcalde vetó previamente un proyecto de ley que cubría un aumento para los conserjes y otros trabajadores de servicios en los edificios propiedad de la ciudad o que están arrendados y reciben subsidios.

La demócrata Christine Quinn anunció que tiene más de los 34 votos necesarios para encarar el veto del alcalde independiente Michael Bloomberg quien dijo que acudirá a las cortes si es necesario para bloquear la medida.

La “ley de salario digno” del concejo se aprueba mientras a nivel estatal se ha reactivado el debate por elevar el salario mínimo que es actualmente 7.25 dólares la hora en el estado de Nueva York. En la legislatura estatal existe un proyecto apoyado por los demócratas para incrementarlo a 8.50 dólares la hora, al cual los republicanos se oponen.

“Cuando invertimos en el desarrollo económico, debemos esperar que los empleos creados sean buenos trabajos”, insistió Quinn.

La ley establece que los empleadores están obligados a pagar hasta 11.50 dólares por hora o 10 dólares la hora incluyendo beneficios de salud en los proyectos que reciben al menos un millón de dólares de la Corporación de Desarrollo de la Ciudad. La medida exime a los trabajadores de la industria de manufacturas, vivienda asequible, organizaciones no lucrativas y los pequeños negocios.

"La legislación de salario mínimo aprobada por el concejo, es un primer paso crucial para asegurar que la clase obrera y los empleados tengan la oportunidad de ganarse la vida dignamente”, dijo de su parte el concejal Ydanis Rodríguez.

Rodríguez, representante demócrata del Alto Manhattan sostuvo que con el aumento a 10 dólares por hora en lugar de 7.25 la hora, ha llegado el momento de mejorar la calidad de vida de los residentes neoyorquinos".

En la rueda de prensa posterior a la votación, la vocero del concejo Christine Quinn recordó que en el 2002 cuando el salario mínimo en Nueva York era de 5.15 dólares la hora, el alcalde aprobó una ley que incrementó el salario mínimo a 8.10 dólares la hora y proporcionó beneficios médicos para más de 50.000 trabajadores de salud que tiene contratos de salud con la ciudad.

“No entiendo ahora la perspectiva filosófica del alcalde en lo que respecta al programa de desarrollo económico”, sostuvo Quinn quien es considerada como potencial candidata para reemplazar a Bloomberg en las elecciones próximas para la alcaldía.

Mientras tanto, varios líderes incluyendo funcionarios elegidos se han pronunciado a favor de un incremento del salario mínimo estatal de Nueva York. Así mismo hay quienes consideran, que debido a la recesión, no es el momento indicado.

El aumento a 8.50 dólares la hora propuesto por el presidente de la Asamblea Estatal, el demócrata Sheldon Silver, entraría en vigencia en enero de 2013. Mientras tanto el líder de la mayoría del Senado, el republicano Dean Skelos se opone y ha propuesto incentivos fiscales a las pequeñas empresas en lugar de un incremento del salario mínimo.

Uno de los firmes opositores es Kevin Law, el presidente de la Long Island Association, que reúne a las empresas más grandes del área quien hizo pública una carta enviada a los líderes de la legislatura estatal y al gobernador urgiéndoles a no aumentar el salario mínimo.

“La economía de Nueva York prosperará con pocas regulaciones y mandatos del gobierno, lo cual permitirá que los negocios inviertan y empleen más. El mercado libre debe dictar las alzas de salarios, no el gobierno”, sostuvo en su carta Law.

En contraste, el domingo la organización Se Hace Camino Nueva York (MRNY) promovió una manifestación en Brentwood, demandando a los legisladores de Long Island apoyar el salario mínimo propuesto en la legislatura estatal.

Unos 150 residentes marcharon por las calles de Brentwood tocando tambores y gritando consignas en contra de los bajos salarios. En particular la marcha buscó llamar la atención de los dos senadores republicanos Lee Zeldin y Owen Johnson, ambos representantes de distritos de Long Island y opuestos al incremento del salario mínimo.

“Las familias no puede vivir con 7.25 dólares la hora. Los republicanos dicen que un aumento puede perjudicar a las pequeñas empresas, pero están equivocados. La mejor manera de estimular la economía es poniendo dinero en manos de los trabajadores que son los que van a comprar y apoyan a los negocios pequeños”, dijo el asambleísta demócrata Phil Ramos que estuvo presente en la manifestación.

Santiago Reyes propietario del restaurante “Comapala” dijo que apoya el aumento, “porque comprende que el salario actual no alcanza para nada”.

“Yo pago a mis trabajadores más del salario mínimo. Necesitamos que la gente de Long Island tenga salarios justos para que puedan cubrir sus necesidades básicas”, reiteró Reyes.

“Las disparidades salariales entre los hogares de ingresos altos y bajos son un importante contribuyente a la polarización de los ingresos en Nueva York”, sostuvo en un comunicado el director del Instituto de Política Fiscal James Parrott que justifica el incremento del salario mínimo a nivel estatal a 8.50 dólares por hora.

Estados vecinos como Massachusetts, Connecticut y Vermont tienen un salario mínimo más alto que el nivel federal y estatal de Nueva York. “Sin embargo, no hemos visto una gran afluencia de empresas de empresas que huyan de nuestras fronteras a otros estados”, dijo Rubén Díaz Jr. presidente del condado de El Bronx, al justificar su respaldo al incremento.

Mark Dunlea de la organización Red de Acción contra el Hambre propone inclusive que el aumento del salario mínimo debe ser de 10 dólares la hora.

“Más de un tercio de nuestros asociados son trabajadores pobres. Son familias que trabajan pero no ganan lo suficiente para cubrir sus necesidades básicas como alimentación, vivienda, energía y vestuario”, dijo Dunlea quien denunció que la demanda de alimentos ha aumentado en más del 60 por ciento en el estado durante los últimos cuatro años.

Sigue a David Ramírez en twitter: www.twitter.com/DavidRamirezPO

SIGUE VOCES