Huffpost Voces

Primero de Mayo: Protestas en el mundo por mejores sueldos

Publicado: Actualizado:
PRIMERO DE MAYO
Decenas de miles de tunisianos protestan frente a su sede sindical por mejores condiciones y unidad nacional, hoy 1 de mayo de 2012 / FETHI BELAID/AFP/GettyImages | Getty Images

MADRID (AP) — Al ritmo de tambores y flameando banderas, decenas de miles de trabajadores conmemoraron el martes el Día del Trabajo en ciudades europeas, con una mezcla de indignación y pesimismo ante las medidas de austeridad impuestas por los líderes que tratan de contener la crisis de la eurodeuda.

Tras tomar la posta de los trabajadores asiáticos, donde los sindicatos exigieron aumentos salariales transformando el día de la celebración en jornada de protesta internacional, los europeos salieron a las calles con intención similar en ciudades de España, Francia y Grecia. El foco de atención es la pesadilla de la deuda que ya ha forzado a tres países de la eurozona a buscar rescates financieros.

En Estados Unidos se planeaban manifestaciones, huelgas y actos de desobediencia civil en varias ciudades, incluso una de las posiblemente mayores manifestaciones del movimiento "Ocupemos Wall Street".

En una jornada gris y encapotada que reflejaba el pesimismo nacional, Adriana Jaime, de 25 años, se sumó a la protesta porque tiene una licenciatura en traducción y habla tres idiomas, pero trabaja "por monedas" en un proyecto de investigación universitario que estaba programado para tres años pero fue reducido a tres meses por falta de fondos. Dijo que su futuro era sombrío y se quejó de que "en este país no hay futuro para los jóvenes".

Muchos manifestantes exhibían carteles con los colores blanco y negro, la palabra NO y un par de tijeras rojas dibujadas dentro de la O.

El jefe de gobierno Mariano Rajoy trata desesperadamente de reducir el déficit, restablecer la confianza de los inversionistas, bajar la tasa de desempleo del 24,4% y despejar los temores de que se sumará a Grecia, Irlanda y Portugal entre los países necesitados de un rescate financiero.

En Francia, decenas de miles de trabajadores, izquierdistas y dirigentes sindicales conmemoraban el Día del Trabajo con marchas y manifestaciones, días antes de la segunda vuelta electoral que se anticipa ganará el socialismo por primera vez desde 1988.

Las medidas de austeridad promovidas por líderes de la Unión Europea y el presidente conservador francés Nicolas Sarkozy. Muchos votantes temen que Sarkozy socavará las protecciones laborales francesas y lo consideran demasiado afecto a los ricos. El favorito Francois Hollande ha prometido aumentar los impuestos de los ricos.

En la acosada Grecia, más de 2.000 personas marcharon por el centro de Atenas en protestas contra las medidas nacionales de austeridad.

En Alemania, donde la economía florece y el desempleo está muy bajo, los sindicatos efectuaron manifestaciones de todos modos. La central sindical DGB censuró el tratado europeo que promueve la disciplina fiscal y sus consiguientes medidas de austeridad en el continente. El grupo reclamó en cambio un programa de estímulo para revivir las economías deprimidas de la eurozona.

Unas 100.000 personas en Moscú —incluso el presidente Dmitry Medvedev y el presidente electo Vladimir Putin— participaron en la marcha principal del Día del Trabajo en el centro de la capital.

Comunistas e izquierdistas participaron en una manifestación separada en Moscú que atrajo a unas 3.000 personas. El líder del Partido Comunista Gennady Zyuganov dijo que "sin socialismo, sin respeto por la clase trabajadora que crea todo el valor en esta tierra, no es posible salir de esta crisis".

Imágenes de televisión mostraron a los dos líderes hablando felizmente con los manifestantes en un fresco y despejado día primaveral.

Muchas pancartas criticaban al movimiento de la oposición que ha cobrado más prominencia en Moscú durante los seis meses pasados. Uno decía "la primavera ha llegado, el pantano se ha secado", haciendo referencia a la plaza Bolotnaya (que quiere decir empantanada), el sitio de algunas de las mayores manifestaciones de la oposición en meses recientes.

En Asia, miles de manifestantes en Filipinas, Malasia y Taiwán exigieron aumentos en los sueldos que según ellos no se mantienen al ritmo del incremento de los precios al consumidor, al tiempo en que pidieron menores cuotas escolares y expresaban otros diversos problemas.

"Siempre es el caso de que grupo de bajo ingreso en toda Asia siente un impacto desproporcionadamente mayor de los creciente precios", dijo Wai Ho Leong, un economista con sede en Singapur de Barclays Capital.

En Manila, unos 8.000 miembros de una amplia alianza laboral, muchos vestidos con camisetas rojas y ondeando serpentinas de ese mismo color, marcharon cuatro kilómetros (2,5 millas) bajo un sol brutal al resguardado puente Mendiola cerca del Palacio Presidencial de Malacanang, que estaba atiborrado con miles de policías antidisturbios, dijo Alex Gutiérrez, jefe de la policía de Manila.

El presidente filipino Benigno Aquino III rechazó su pedido de un incremento de 3 dólares al sueldo diario, el cual advirtió podría empeorar la inflación, desatar despidos y ahuyentar a inversionistas extranjeros.

En Kuala Lumpur, unas 500 personas se manifestaron para pedir un incremento al sueldo mínimo que fue anunciado el lunes por el primer ministro Najib Razak.

En Taiwan, varios miles de manifestantes de oposición se congregaron en el centro de Taipei, exigiendo salarios más altos, menores pagos en las escuelas y mejores condiciones para los trabajadores extranjeros.

En Hong Kong, más de 1.000 personas participaron en una marcha exigiendo que el salario mínimo fuese incrementado a 33 dólares locales (4,25 dólares), informó la cadena RTHK.

En la vecina Macao, unas 500 personas desfilaron por los derechos laborales y una plena democracia, dijo la cadena.

___

Los periodistas de The Associated Press Eileen Ng en Kuala Lumpur, Malasia, Kelvin Chan en Hong Kong y Peter Enav en Taipei, Taiwán, contribuyeron con este despacho.