Más

Cómo mantener una buena postura

The Huffington Post  |  Por Publicado: 27/04/2012 18:28 Actualizado: 3/05/2012 10:06

Por Laura Termini

No es lo mismo entrar a un lugar con una postura correcta , el mentón a nivel y la actitud correcta, que entrar jorobado , arrastrando los pies, y arrastrando la vida con uno mismo.

La postura es mas importante de lo que creemos. Es como si la actitud de ganadores en la vida la proyectáramos con nuestro cuerpo. Las actividades relacionadas con los movimientos y el alineamiento corporal abarcan el conjunto de acciones voluntarias para elegir y mantener posturas adecuadas y hacer movimientos que permitan mantener las funciones fisiológicas, desarrollar las funciones sociales y fomentar la expresividad. El cuerpo habla por sí solo y las demás personas reciben este mensaje sin darse cuenta, pero ahí esta el detalle, mantenernos en buena postura no solo por actitud de vida sino por salud.

Buenas posturas:

  • Sentados: no tienes que parecer un palo de escoba pero sí­ mantener tu cuerpo alineado a la hora de sentarte. La espalda debe permanecer en línea recta apoyada en el respaldo de la silla, que para eso lo tiene. Hay que saber tener un cierto margen entre una postura rí­gida y una desgarbada. Cuidado con cruzar mucho las piernas; no es bueno para la circulación y tampoco para la espalda.
  • En la computadora: Hay que asegurarnos de tener un asiento con respaldo, de modo que no añadamos tensión innecesaria a nuestra espalda. Considera un donde tengas los pies bien plantados en el piso. También es importante tomar en cuenta la distancia que hay entre nuestro cuerpo y el teclado o el ratón, para evitar dolores posteriores. El monitor no debe causar que giremos la cabeza, pues acumulamos más tensión en el cuello.
  • Parados: Con los hombros a la misma altura, la barbilla sin sobresalir y la barriguita hundida, caminemos poniendo un pie adelante del otro y cambiándolos con frecuencia. No estés o mucho tiempo parado o sentado, cambia tu postura.
  • Durmiendo: Si dormimos de lado, imitemos a los fetos, colocando a la par una almohada entre las piernas y otra más debajo del cuello. Si duermes boca arriba apoya toda tu espalda y pon una almohada debajo de tus rodillas.

VIDEOS RELACIONADOS
SIGUE VOCES