Más

Texas: Republicanos buscan recuperar votantes latinos

The Huffington Post  |  Por Publicado: 30/04/2012 13:02 Actualizado: 30/04/2012 20:20

Voto Latino

Por Yolanda González Gómez

Dallas.- En medio del descrédito nacional por su retórica hostil hacia los latinos e inmigrantes, en Texas el partido republicano enfoca sus planes en reclutar votantes y afiliados entre la comunidad hispana, a través del acercamiento de sus directivos y miembros a vecindarios, clubes y organizaciones latinas en la entidad.

"Iremos a ellos, les llevaremos el partido a nivel local para escucharlos e involucrarlos en campañas y actividades", reveló David Zapata, el director estatal de relaciones comunitarias del partido republicano, quien aseguró que para identificar a los latinos utilizarán padrones de electores, de membresías de clubes y de participantes a eventos partidistas.

Dentro de nuestro partido sabemos que los hispanos tienen ideas originalmente conservadoras, que se alinean más con los valores republicanos, señaló.

"Estamos abiertos a dialogar con los latinos, precisamente sobre los pocos asuntos en que no están de acuerdo con nosotros y que generalmente son la razón por la que se afilian a otros partidos, aunque coincidan con la mayoría de nuestros principios", afirmó.

Zapata descartó que la comunidad hispana esté lastimada por las ideas antiinmigrantes que abanderaron varios de sus precandidatos presidenciales. "Nos respalda un buen récord histórico de decisiones y leyes migratorias impulsadas por los republicanos que han favorecido a los latinos", aseguró.

Recordó que el ex presidente y ex gobernador texano, George W. Bush, propuso un programa migratorio para trabajadores temporales y subrayó que el actual precandidato presidencial Mitt Romney ya aceptó revisar la propuesta del legislador Marco Rubio sobre el "Dream Act" que otorgaría una opción de regularización migratoria a jóvenes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos desde niños o adolescentes.

Encuesta

En noviembre logrará más apoyo del voto latino

VOTA

"Obama falló en pasar reformas de salud, en el sector bancario, en empleo y entre sus prioridades no incluyó una reforma migratoria, no ha realizado cambios que favorezcan a los latinos y esa es la oportunidad que nos abre las puertas con los hispanos", recalcó.

El funcionario partidista destacó que aunque el tema migratorio es muy importante y sensible para los latinos, el asunto prioritario para el partido republicano es la economía, dijo.

Zapata sí reconoció que en este período político, los precandidatos republicanos deben moderar el tono de su conversación sobre los asuntos hispanos.

Hace seis meses el líder de los republicanos latinos en Texas, Lauro Garza anunció su renuncia a ese partido argumentando que en él "no había espacio para los hispanos" y a raíz de que el entonces aspirante Herman Cain propuso un cerco electrificado en la frontera con México. Más reciente, el precandidato estatal a senador, Ted Cruz, llamó al español "lengua del ghetto" y el gobierno de Rick Perry ha promovido leyes antiinmigrantes y defendido una distribución de distritos electorales que el departamento de Justicia calificó como intencionalmente discriminatoria para la comunidad latina. El gobernador texano incluyó en su precampaña presidencial al sheriff antiinmigrante de Arizona, Joe Arpaio.

En un afán proselitista, la estrategia republicana en Texas ha incluído a George Prescott Bush, el hijo de Jeb y de la mexicana Columba Bush, sobrino y nieto de los expresidentes del mismo nombre. El joven ha visitado varias ciudades texanas con distritos de mayoría latina.

George P. Bush es abogado y uno de los fundadores de "Republicanos hispanos de Texas", desde donde él apoyó a Ted Cruz, quien se refirió al español como 'lengua del ghetto', y lo encomió al señalar que el cubano-americano "es el futuro del partido republicano y que inspirará a una nueva generación de líderes".

Según Zapata, los republicanos ganan terreno entre la comunidad latina, sobre todo en materia de candidaturas, ya que en las elecciones primarias hace 4 años se registraron entre 16 y 18 aspirantes hispanos, mientras que en las primarias de 2012 para puestos del Senado, congreso y representantes estatales se inscribirán entre 36 y 40 latinos.

"Eso además de los tres legisladores que se cambiaron del partido demócrata al republicano en el estado, nos hace pensar que se viene un momento político muy fuerte", dijo.

En el último año y medio, los representantes estatales José Manuel Lozano del distrito 43 del sur de Texas, Aarón Peña del distrito 40 de Edinburg y Allan Ritter del distrito 21 de Nederland, al norte de Houston, pidieron su ingreso al partido republicano.

"Hay que recordar que en las elecciones presidenciales de 2004, George W. Bush obtuvo el 49% del voto hispano en Texas", agregó.

El partido demócrata señala que sus contrapartes republicanos no convencen a los latinos y que no harán avances en esa comunidad. Lo ejemplifican con el hecho de que los republicanos sólo cuentan con 60 hispanos electos en puestos de elección popular en el estado, mientras los demócratas suscriben 668 escaños para latinos.

Rebecca Acuña, vocera demócrata en Texas, puntualizó en un comunicado que será difícil que se convenza a los latinos de que los quieren en el partido republicano, cuando "los Anthony Gutiérrez del partido demócrata de Texas comentó que "republicanos como Mitt Romney, Rick Santorum y Rick Perry sólo les ponen atención a los latinos cuando necesitan una piñata política para complacer a los extremistas del Tea Party".

Los republicanos continúan con una costosa defensa de sus mapas de distribución distrital en Texas, los cuales fueron señalados por el departamento de justicia porque "deliberadamente trataron de disminuir la fuerza del voto de las minorías y colocaron a casi medio millón de latinos en distritos electorales donde sus votos no importarán".

El electorado latino en Texas aportó 750,000 votos en los comicios por la gubernatura en 2006, dos tercios de los cuales fueron para el partido demócrata, de acuerdo al Proyecto de Educación para el Registro de Votantes del Suroeste (SVREP, del inglés).

Otra batalla republicana trata de imponer la ley de identificación de los votantes que pide una identificación oficial al elector, cuando los datos oficiales señalan que 603,892 Texanos, entre los que se incluyen 174,866 con apellidos hispanos registrados para votar, que no cuentan con licencia de conducir ni identificación del estado de Texas.

En relación al legislador republicano Marco Rubio, el representante estatal demócrata Roberto Alonzo opinó recientemente que "si quiere ser tomado en serio por los latinos, debe denunciar las propuestas anti-latinas del partido republicano".

En Texas, los hispanos representan el 37.6% de la población y en la última década han crecido en un 66% o sea 2.8 millones, convirtiéndola en la mayoría de más rápido crecimiento que predominará en el estado para el 2015. Actualmente 1 de cada 4 votantes elegibles es latino en la entidad que después de California es la más densamente poblada con cerca de 9.5 millones de hispanos, según el censo del 2010.

En el estado hay 11 millones 672 mil votantes registrados, de los cuales el 23% es latino que corresponde a 2 millones 647,237 electores. En los comicios de 2008, sólo el 38% de los votantes latinos acudieron a las urnas.

Videos relacionados:

SIGUE VOCES