Dominik Garcia-Lorido es la hija de 28 años de Andy Garcia, con quien ya había trabajado antes en la cinta de 2009 'City Island', también con Julianna Margulies, Alan Arkin y Emily Mortimer. Pero ahora es el tiempo para que Dominik brille por cuenta propia, gracias al programa 'Magic City'.

Esta serie original del canal Starz recuerda una época fantástica pero también problemática en Miami Beach, cuando se estaban construyendo apenas todos los glamorosos hoteles rodeando la hermosa playa, pero también, cuando hay mafiosos, corrupción y la inminente revolución cubana a la vuelta de la esquina.

Jeffrey Dean Morgan es el protagonista del show, Ike Evans, el dueño del más nuevo y lujoso hotel de la playa, el Miramar Playa. En realidad, básicamente le vendió su alma al terrible mafioso "El carnicero" Diamond (John Huston) para poder cumplir su anhelado sueño.

En 'Magic City' también actúan la ex chica Bond Olga Kurylenko, como Vera, la segunda esposa de Ike, quien antes trabajaba como showgirl del Havana Tropicana. También está Christian Cooke como Danny, el hijo menor de Ike y estudiante de leyes, que lo meterá en buenos líos. Dominik García-Lorido interpreta a Mercedes Lázaro, quien se crió junto a la familia Evans y que acepta tomar el empleo de medio tiempo como la ama de llaves del hotel.

Sin embargo, ella tiene una relación con Danny que va evolucionando en algo más y sus propios sueños de ser una mujer independiente se ven truncados cuando su madre se vea inmersa en el caos de la revolución de Fidel Castro.

'Magic City', que consta de ocho episodios esta primera temporada, ya fue sorpresivamente renovada para una segunda, que tendrá diez capítulos más, lo cual demuestra una gran confianza en el talento y calidad del show.

¿Qué te atrajo más de Mercedes, tu personaje?
Me gustó lo moderna que es Mercedes para la época. Es una chica joven, de 21 años, que creció en Miami Beach, cuando muchas de las mujeres de su edad ya se están casando y teniendo hijos. Ella en cambio quiere viajar y descubrir el mundo, y quiere convertirse en una aeromoza para la línea PanAm. No quiere ser definida por un hombre, sino que quiere ser independiente. Eso me encanta de ella. Pero entonces, se ve sorprendida por el amor, así que su historia tendrá que ver con cómo se enamora y cómo lidia con todo lo que quiere de la vida y sus propios planes.

¿Puedes contarnos más de ese romance?
No sé cuánto pueda revelarte, pero en el primer episodio, nos presentan a Danny [actuado por Christian Cooke] y a Mercedes cuando él la está invitando a ser su cita para la fiesta de Año Nuevo - el capítulo tiene lugar durante el fin de año de 1958. Y como ambos crecieron juntos, lidia con cuán difícil es cruzar esa barrera de la amistad. Ahora están comenzando a verse el uno al otro con otros ojos, así que es un asunto de: "¿Vamos a arruinar nuestra relación si hacemos eso o no?" Pero es innegable que hay algo entre ellos...

La entrevista continua después de la foto:

¿Te toca interactuar con todo el elenco durante la temporada?
Tengo un par de escenas con Olga Kurylenko y otras más con Yul Vazquez, quien interpreta a mi papá, pero no tantas. Hay muchas escenas de grupo donde aparecemos todos, y estamos interactuando con una o dos frases, pero la mayor parte de mi trabajo, diría que el 90%, es estar con Christian Cooke, quien es el personaje de Danny. Se trata de ver su relación.

Debe ser divertido revivir aquella época de Miami Beach con todo el diseño de producción, el vestuario...
Sí, por supuesto. Aunque realmente no tenemos nada en el vestuario que tenga influencia cubana, porque empezamos en Miami justo antes de la revolución y la invasión cubana - eso aún no ha ocurrido en la historia. Nuestra familia en el show lleva viviendo en Miami Beach desde los 40s y 50s y realmente no vemos qué está ocurriendo con la revolución. Todo lo estamos presenciando desde el punto de vista de los cubanos viviendo en Miami. Sin embargo, nuestra familia en el show tiene otros familiares en Cuba y comenzamos la historia con mi mamá visitando a su propia familia en Cuba. Mercedes también se crió con una familia judía, por lo que también siempre ha estado rodeada de estadounidenses, por lo que no tenemos acento. Todos los cubanos que conozco en la vida real hablan con acento estadounidense y luego hablan español normal, y eso es algo que Mitch Glazer [creador del show] quería transmitir también en el programa.

Cuéntame más de tus raíces. ¿Qué te enorgullece más de ser Latina?
Realmente no me comunico en español con mi familia, nos hablamos en inglés. Crecí en Los Angeles con muchos amigos estadounidenses, pero de cualquier forma en mi casa siempre se está tocando algo de música cubana. Yo conozco bien mi historia y mis raíces, muy bien. Siempre ha sido algo que se me ha inculcado desde pequeña y mi papá siempre ha estado involucrado en ello. Él ha producido mucha música cubana y ha estado hasta en una banda de jazz cubano, por lo que siempre he estado expuesta a la música, a la cultura, a la comida, y es una parte muy, muy grande de mí, aunque haya crecido en Los Angeles sin algún amigo cubano a mi alrededor digamos que en la escuela, por decir algo. En cambio, en Miami todos mis amigos son latinos o cubanos y todos mis primos y mis abuelos viven allá. Creo que si viviera allá y me comunicara con ellos en español diariamente, mi español sería realmente mucho mejor, porque lo usas todo el tiempo en Miami. Pero en mi vida diaria en L.A. jamás me toca usarla, así que lamentablemente he perdido mucho. Aunque si viajo a algún país latino, como que todo viene de regreso.

¿Siempre supiste que querías seguirle los pasos a tu papá y estar en el medio artístico?
Siempre fue una parte de nuestras vidas y me siento afortunada de que haya sido algo que yo ya tenía ahí. Sé que cuando alguien intenta convertirse en artista, sus papás regularmente se preocupan mucho. "¿Puedes de verdad hacer una carrera? ¿Estarás bien?" Tengo amigos que también son actores y que han pasado justamente por eso. Pero siendo la segunda generación en el medio, sé que mis papás me tienen más fe y que esto es un camino legítimo que seguir. Puedes convertirte en actor, cantante, pintor, bailarín... siempre y cuando ames lo que hagas, que te haga feliz y que trabajes duro en ello... Claro, no es algo que tome por sentado y no es fácil porque debes trabajar duro en tu arte, pero amo que crecí en un hogar artístico, ya que terminó siendo una parte importante de mi personalidad, estar expuesta a tanta cosa. Y tengo tanto amor y aprecio por las artes gracias a la dedicación tanto de mi padre como mi madre.

¿Cómo invitarías al público latino a que viera 'Magic City'?
Creo que presenta a los cubanos de una manera bastante honesta y con clase. Es una familia cubana de alta sociedad, antes de la revolución, viviendo desde hace tiempo en Miami Beach. Y creo que es algo que no se ha visto antes en televisión. El primer episodio toma lugar en la víspera de Año Nuevo de 1958-1959 y vamos a ir viendo cómo la revolución afecta a la familia Lázaro, y eso irá desarrollándose mientras el show avanza, sobre todo en la segunda temporada. Ya iremos viendo cómo afecta de manera financiera, con la gente invirtiendo en casinos y otras cosas allá, y perdiendo gran parte de su dinero porque se lo dieron a Castro. No profundiza mucho en ello durante la primera temporada, como creo que lo hará durante la segunda, debido al año en que iniciamos. Todo eso comienza en 1960 y creo que actuarlo y presenciarlo será bastante interesante.